SpanishESEnglish (UK)Frenchfr-FRGermanDE-CH-ATItalianIT

 

caballo el vino El flamenco Cultural Natural Activo Deportes Rutas turísticas      

Estoy buscando...

Calendario de eventos


boton Congresos incentivos y reuniones
que-hacer
ofertas-promociones-especiales
horarios-atractivos-turisticos
 

Información de interés

oficina-de-turismo
datos-y-telefonos-de-interes
publicaciones-turisticas
webs-recomendadas
visita-virtual
alta-velocidad
sistema-informacin-turistica
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
Canal Vimeo turismojerez Canal Youtube turismojerez
Tripadvisor Trivago
Minube boton-instagram-izq
   
logoTwitter
Travel agency

Comenzamos nuestra ruta frente al Campus Universitario en La Asunción, desde donde tomamos la A-382 dirección a Arcos.

Una vez en esta carretera, hacia el Km. 20, tomamos el desvío hacia Arcos de la Frontera (Oeste), por la A-382, dirección Antequera. Pasamos delante del Hostal Andalucía, donde podemos estacionar nuestro vehículo y acercarnos al mirador situado en el otro lado de la carretera y disfrutar de una magnifica vista de la Peña de Arcos.

A la salida de Arcos giramos a la derecha por la A-372,  en el primer cruce con dirección El Bosque-Ubrique, continuando por la A-372; hacia el Km. 7 destacamos una significativa mancha de alcornoques. Transitamos por terrenos alomados en los que se intercalan cultivos de secanos con manchas de matorral mediterráneo. Pasado el cruce de Prado del Rey, en el Km. 24,8, existe un camino que sale a la derecha, conocido como el Camino de la Romería, que lleva a las Salinas de Hortarles. Estas salinas de interior provienen de unos manantiales de agua salada que manan durante todo el año y a la que se le atribuyen numerosas propiedades curativas.

Regresamos de nuevo a la A-372, hacia El Bosque. Estamos en una zona de relieves intermedios entre la campiña y la sierra abrupta, cruzada por numerosas cañadas, arroyos y manantiales.

Llegamos a El Bosque, una de las entradas al Parque Natural Sierra de Grazalema. Espacio natural declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO, donde el contraste de relieves sobre roca caliza origina un paisaje sorprendente. Este parque conserva una gran masa de vegetación mediterránea: encinas (Quercus rotundifolia), alcornoques (Quercus suber), quejigos (Quercus faginea), algarrobos (Ceratonia siliqua) y acebuches (Olea europea var. Sylvestris).

Acompañando a estos árboles hay un sotobosque de lentiscos (Pistacia lentiscus), zarzaparrillas (Smilax aspera), sanguinos (Rhammus alaternus), escobones (Cytisus grandiflorus) y retamas (Retama mosnosperma). En la umbría de la Sierra del Pinar, una de las sierras más características que la conforman, se localiza un magnífico bosque de pinsapos (Abies pinsapo), especia de abeto emblemático de esta zona y de los que existen algunos ejemplares aislados en otros puntos del parque. Las zonas más bajas, próximas a los arroyos, albergan vegetación típica de ribera.

En los roquedos nos encontramos, entre otras, con diversas especies de avifauna residente como búho real (Bubo bubo), halcón peregrino (Falco peregrinus), buitre leonado (Gyps fulvus), cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), águila real (Aquila chrysaetos), águila azor perdicera (Hieraaetus fasciatus), grajillas (Corvus monedula) y chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) o el roquero solitario (Monticola solitarius), y entre las estivales hay que destacar el alimoche común (Neophron percnopterus).

En cuanto a las aves forestales sedentarias nos encontramos con el cárabo europeo (Strix aluco), el búho chico (Asio otus), el pito real (Picus viridis), el pico picapinos (Dendrocopos major) y aves pequeñas como mito (Aegithalos caudatus), carbonero común (Parus major), herrerillo común (Parus caeruleus) o piquituerto común (Loxia curvirostra) y entre las estivales al aguililla calzada (Hieraaetus pennatus) y la culebrera europea (Circaetus gallicus).

Una vez en El Bosque, nos encontramos con el Centro de Visitantes, que nos facilita información sobre este parque natural, situado a la entrada del pueblo a la derecha; también podemos visitar el Jardín Botánico El Castillejo.

Desde este municipio se inician tres senderos, destacando el Sendero del Río Majaceite, que comunica El Bosque con Benamahoma. Aquí podemos disfrutar de una excelente muestra de bosque galería, formado por olmos (Ulmus minor), sauces (Salix sp.), álamos (Populus alba) y fresnos (Fraxinus angustifolia) como especies vegetales principales; en cuanto a su avifauna encontramos diversas especies de carácter estival, como ruiseñores comunes (Luscinia megarhynchos), y residentes, como lavanderas blancas (Motacilla alba) y lavanderas cascadeñas (Motacilla cinerea), petirrojos europeos (Erithacus rubecula), currucas capirotadas (Sylvia atricapilla), mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus) e incluso martines pescadores comunes (Alcedo atthis). En cuanto a otros grupos faunísticos de los arroyos, nos encontramos con la nutria paleártica (Lutra lutra), culebras viperinas (Natrix maura) y de culebras de collar (Natrix natrix) y peces como barbos (Barbus barbus) y truchas (Salmo irideus).

Salimos de El Bosque y nos dirigimos a Benamahoma por la A-372, que conduce a Grazalema, tomando la salida a la CA-8103 dirección Benamahoma. A la entrada de esta población se encuentra una rotonda con una fuente, siendo este el punto de partida o llegada del Sendero del Río Majaceite, que se iniciaba en El Bosque.

En Benamahoma se encuentra el Nacimiento del Río Majaceite, interesante por la belleza del entorno y por la potencia con la que surge este río, (unos 450 litros por segundo). Junto al mismo se encuentra en un antiguo molino acondicionado como Museo del Agua.

Otro sendero que podemos tomar, hacia el norte en las cercanías de este municipio, es el Sendero del Pinsapar, que atraviesa la Sierra del Pinar, Área de Reserva del Parque Natural, cuyo acceso está sujeto a autorización.

Tomamos de nuevo la salida hacia Grazalema y en el Km. 37 nos encontramos con el Área Recreativa Los Llanos del Campo, en el que también hay varios senderos de pequeño recorrido.

Continuamos dirección Grazalema, contemplando a nuestra izquierda la Sierra del Pinar y a la derecha la Sierra del Endrinal. Hacia el Km. 40, a la izquierda, parte el Sendero del Torreón, que se interna en la Sierra del Pinar hasta alcanzar el pico más alto de la misma; esta zona está sujeta a autorización, por ser Zona de Reserva. Un poco más adelante, en el Km. 44, alcanzamos el Mirador del Puerto del Boyar, junto al que se inicia el Sendero del Salto del Cabrero. Desde este mirador disfrutamos de unas impresionantes vistas de la Sierra de Grazalema. Más adelante nos encontramos con un desvío a la carretera CA-9104 hacia Zahara de la Sierra, por el Puerto de las Palomas, a lo largo de la cual existen varios miradores con interesantes panorámicas. Nosotros continuamos hacia Grazalema.

Ya en Grazalema, considerada Conjunto Histórico-Artístico, nos encontramos con algunos puntos de especial interés: la Calzada Medieval, el Asomadero de Grazalema, junto a la plaza del pueblo y el Yacimiento Romano de Lacilbula, situado en un cortijo próximo a la actual villa. Existen varios senderos periurbanos en las proximidades de esta bella población.

Dejamos Grazalema y nos dirigimos a Villaluenga del Rosario tomando la A-372 dirección Ronda. En este tramo nos encontramos con una alta densidad de encinas, que son sucedidas por manchas de alcornoques, en las zonas de areniscas silíceas.

En el Km. 6 alcanzamos el Área Recreativa de Las Covezuelas, encontrándonos a pocos kilómetros de Villaluenga del Rosario. A la entrada al pueblo, a la izquierda, se inicia el Sendero de los Llanos del Republicano, que conduce a la Sima del Republicano; a la salida y a la izquierda de esta preciosa población destacamos la impresionante Sima de Villaluenga a la que accedemos a pie, a través de una pasarela de madera.

Continuamos hacia Benaocaz, encontrándonos sobre el Km. 12,5 con el Mirador de La Manga, punto de especial interés ornitológico, que ofrece una impresionante panorámica de la sierra y donde poder disfrutar de una espectacular puesta de sol.

Ya en la población de Benaocaz, podemos visitar el Ecomuseo histórico y el Barrio Nazarí. De esta población parten varios senderos, de libre acceso, como el Sendero del Salto del Cabrero y el Sendero de la Calzada Romana, que nos conduce a Ubrique.

Tomamos la carretera hacia Ubrique, en la que hallamos una entrada al Yacimiento Romano de Ocuri. Al llegar al cruce de Ubrique, tomamos la A-373 dirección a El Bosque. Frente a este cruce se encuentra el inicio del sendero Callejón de las Mocitas.

Ya en la carretera nos encontramos con el Aula de la Naturaleza Higuerón de Tavizna. Un poco más adelante, al otro lado de la carretera, observamos sobre una loma el Castillo de Tavizna o Aznamara.

Al llegar a la entrada de El Bosque, nos dirigimos a Arcos tomando la A-372 y a continuación el desvío a Algar, por la CA6107.

A la derecha, distinguimos una pequeña montaña caliza en la que se encuentra la Cueva de la Dehesilla, en la que se han encontrado restos materiales y humanos del Neolítico.

Una vez en Algar, nos acercamos ineludiblemente al Complejo Turístico del Tajo del Águila que cuenta con un mirador con unas magníficas vistas del Embalse de Guadalcacín II rodeado de montañas. Son impresionantes las puestas de sol desde este lugar.

Tomamos de regreso, la CA-6104 dirección Arcos, cruzamos el puente sobre la cola del Embalse de Guadalcacín, excelente punto para la observación de aves acuáticas, y al llegar a Arcos continuamos dirección Jerez, tomando de nuevo la A-382 y finalizando nuestra ruta.

 

Ruta de las Montañas del Sur

Duración: Un día.
Kilómetros: 162,80 Km.
Recorrido: En coche.