EspañolEnglishDeutschFrançaisItaliano

Introducción

La situación privilegiada que ocupa Jerez de la Frontera, en un marco incomparable caracterizado por su variabilidad paisajística y la enorme biodiversidad de sus ecosistemas, convierte a esta ciudad en un interesante punto de referencia a partir del cual aproximarnos a la naturaleza desde diferentes vertientes.

No en vano, Jerez se encuentra enmarcada en la provincia de Cádiz, a caballo entre los continentes europeo y africano. La proximidad entre ambos ha propiciado una intensa actividad geológica y la aparición de una rica variedad de especies en esta zona. A esto hay que sumar el hecho de que la región constituya el límite entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico, lo que determina la existencia de un clima complejo. Todo ello va a favorecer la aparición de numerosos y muy diferentes ecosistemas en un reducido espacio.



 

La campiña jerezana, macizos montañosos de blanca roca caliza que se contraponen a otros dominados por las pardas areniscas, extensos bosques mediterráneos, ecosistemas fluviales, lagunas y marismas rodean a esta ciudad. En ellos podemos descubrir especies únicas, que encuentran en estos ecosistemas las mejores condiciones para desarrollarse. Cabe destacar la importancia que la zona tiene para las aves, por constituir un punto clave en los procesos migratorios (junto al Estrecho de Gibraltar) y por su proximidad a Doñana, lo que la convierte en perfecto refugio y área de descanso para muchas de ellas.

 



 

Les proponemos que se acerquen a esta riqueza natural a través de 4 rutas naturalísticas que se inician en Jerez de la Frontera. Son itinerarios que nos conducen por espacios protegidos que albergan especies emblemáticas de nuestra flora y fauna, humedales que constituyen refugio de una variada avifauna, interesantes formaciones geológicas o ciudades históricas y yacimientos arqueológicos

 

Sponsors

xhtml css taw wai